Los mínimos comunes y su mínima probabilidad

Por Tito Flores Cáceres

La agenda política chilena de los últimos días, ha estado marcada entre otros temas, por la posibilidad de generar un acuerdo transversal entre gobierno y oposición, en torno a lo que ha venido a denominarse como ciertos “mínimos comunes”.

Photo by ROMAN ODINTSOV on Pexels.com

La primera complejidad en torno a ellos es conceptual, pues viene a ser la definición de lo que entenderemos por aquellos mínimos y a la vez, la delimitación de lo que cabra en aquel concepto, y más importante aún, de lo que quedará excluido del mismo. De allí que diversos actores involucrados y gestores de intereses hayan comenzado su cabildeo en favor de que sus propios asuntos sean considerados dentro de aquella conceptualización.

Leer Más

Queridos Julián y Magdalena, el histórico Plebiscito de hoy…

Julián y Magdalena, Queridos Hijos,

A diferencia de todas las oportunidades anteriores, lamentablemente hoy no podrán acompañar ni a su madre ni a mí, al local de votación. Porque aunque vuestras ganas de hacerlo y vuestro espíritu cívico son muy robustos, este año la pandemia ha dispuesto otra cosa y la prudencia señala que será mejor que se queden a buen resguardo, sin exponerse al contagio.

Y es una lástima que no puedan ser partícipes activos de esta jornada, porque a diferencia de las otras elecciones en la que ustedes se han involucrado, la de hoy tiene un significado y una connotación muy particular.

Leer Más

Hobbes y Rousseau trepan por Chile

IMG_2019-11-06_14-03-11Por Tito Flores Cáceres

Cuarenta años después de que de la magistral pluma de Marcela Paz y Alicia Morel, dieran vida a Perico, el niño que desde Tierra del Fuego trepaba por Chile, en busca de su padre, hoy, dos próceres de la filosofía política universal, hacen su propio recorrido por el país. Lo iniciaron al comenzar el “estallido social”, y desde aquel día, han venido encontrándose y desencontrándose en su andar, en las calles, en los medios de comunicación y en los escenarios políticos nacionales, encarnados de las más diversas maneras, a veces por  gobernantes, otras veces por militares, parlamentarios o policías y en muchos momentos también, por líderes de opinión y por ciudadanos y ciudadanas comunes y corrientes. Me refiero por cierto, a Thomas Hobbes y a Jean-Jacques Rousseau.

Así las cosas, y dado que ambos son ladinos y añosos, y se mimetizan haciéndose incluso invisibles para los observadores más prevenidos, es que parece recomendable sacarlos a colación, recordarlos, y comenzar a ver cómo están haciendo de las suyas en un país, que hoy se bate entre quienes se la están jugando por la restauración del “oasis perdido” y quienes lo están haciendo por el “cambio profundo”.  Leer Más

Las 500 Lucas de la discordia

IMG_0071Editorial

La polémica instalada por la moción de excluir a altas autoridades del reajuste fiscal, generó un intenso debate esta semana entre la ciudadanía.

La indicación apoyada por 34 congresistas de la “Nueva Mayoría” terminó siendo declarada inadmisible y por tanto el reajuste del 6% en su totalidad, se aplicará a la Presidenta, a los ministros, subsecretarios y por cierto a los parlamentarios, lo que implicará un aumento en sus sueldos en torno a los 500 mil pesos.

En un país en el que el ingreso mínimo es de $241.000; en el que el sueldo promedio de los trabajadores/as bordea los $400.000 mensuales; y en el que para muchas familias de los quintiles más bajos, llegar a fin de mes es una verdadera odisea, el aumento de “500 lucas” en los sueldos de las altas autoridades, termina siendo un fuerte agravio comparativo para su situación social y económica, sobre todo porque se trata apenas de un ajuste al margen en el total de los ingresos de aquellos personeros.

No pretendemos poner en entredicho la legalidad del reajuste para los altos ingresos fiscales, pues se ajusta plenamente a derecho. Tampoco pronunciarnos respecto a si la moción parlamentaria tuvo o no tintes demagógicos, como acusaron algunos.

En lo que queremos poner el acento, es en que los ribetes “escandalosos” con que fue percibido el reajuste, se explican a nuestro modo de ver, en las brechas de desigualdad social presentes en Chile y en la desafección sentida por los ciudadanos respecto a la política y los políticos, que es recogida periódicamente por encuestas de diferente cuño.

Así que ¿qué son 500 lucas? Ni más ni menos que un motivo perfecto para generar un intenso murmullo de voces agrias desde los suburbios, casi en sordina, de aquellos mismos que padecen las largas caminatas por las fallas del metro o esperan con paciencia de santo, día a día en la fila del bus del transantiago o para una consulta de especialista en el sistema público de salud. Porque para ellos esa “ley de hierro de la oligarquía de las democracias”, de la que habla Michels, que viene a decir que las élites partidistas se reproducen en una lógica casi de castas, les hace sentir la exclusión y a afirmar todavía con mas fuerza, que a ellos la política y las elecciones les dan lo mismo, porque tendrán que trabajar igual, salga quien salga, “porque a nosotros caballero, nadie nos regala nada”.