La Moneda y sus Enredos: Comedia en tres actos sin final feliz

3 chifladosPor Tito Flores Cáceres

La Moneda parece estar protagonizando una comedia del absurdo en tres actos:

Primer acto. La presidenta y sus ministros anuncian a los cuatro vientos, la necesidad de hacer cambios profundos en el país, para lograr mayor igualdad social.

Segundo acto. La presidenta cambia a sus ministros y junto a los nuevos, anuncia a los cuatro vientos, la necesidad de hacer cambios de manera gradual y realista, pero “sin renuncia” (sea lo que sea que signifique esto), porque así lo exige la responsabilidad y la nueva situación macroeconómica.

Tercer acto. La presidenta se rectifica a si misma y a sus ministros y explica su propia explicación anterior, señalando que el gobierno mantendrá el rumbo inicial, previsto previamente al cambio de los ministros. Que la malinterpretaron y que sus nuevos colaboradores no vienen a cambiar la ruta.

¿Con qué nos quedamos? He aquí uno de los problemas esenciales: Y es que la presidenta, el gobierno y la coalición que les respalda, con su poca claridad, parecen, de manera absurda, hacer esfuerzos denodados por facilitarle la vida a la Oposición.

Y no es que esta última tenga mucho que ofrecer, sino que es tal el nivel de contradicciones en que caen los propios personeros del Ejecutivo, y de descoordinaciones entre estos y los parlamentarios y presidentes de partido, que no resulta difícil explicarse por qué la creciente desafección ciudadana se liga no sólo a los casos de corrupción que han afectado a todo el espectro ideológico chileno, sino que sobre todo, parecen responder a la falta de consistencia en la conducción de la presidenta, quien ya no inspira a la ciudadanía, la confianza que algún día inspiró.

Por otra parte, tampoco es posible esperar nada distinto, si públicamente además, un presidente de partido, el de la Democracia Cristiana, se atreve a desautorizarla publicamente,al indicar que lo dicho por la primera mandataria había sido poco claro, porque a su entender los nuevos ministros  sí habían venido a enmendar el rumbo de un gobierno que estaba funcionando mal.

Un hecho simplemente grotesco, porque da cuenta de la falta de alineamiento de las fuerzas que componen la Nueva Mayoría y del déficit de control interno y de medidas que aseguren gobernabilidad dentro de la propia coalición gobernante.

Frente a este tipo de situaciones sin embargo, el Gobierno todavía es tiempo para recuperar su auctoritas y su potestas, como le llamaban los romanos respectivamente, al ejercicio de la autoridad basada en el conocimiento, la sabiduría y la persuasión y al ejercicio del poder sustentado en la legítima  coacción. Y en este sentido, no habrá cónclave que valga, si comenzando por alcanzar una mínima claridad en su propio Norte, la presidenta y su equipo, no enriela a los dirigentes; no llama a terreno a los “díscolos”; y, no evita el descuelgue masivo desde su seno, de partidos y personeros. Solo una vez que logre aquello, podrá intentar irradiar hacia el resto del país, aquellos dos atributos que le devuelvan credibilidad y mano firme y con ello, que le brinden la capacidad gubernativa, hoy bastante esquiva para su gobierno.

Si no logra lo descrito en el párrafo anterior, este gobierno en la práctica, dejará de gobernar mucho antes del fin de su mandato. Y aquello no ocurrirá por una acción de fuerza o por un putsch precisamente, sino simplemente por un adelantamiento brutal del “síndrome del pato cojo”, y la consiguiente pérdida de poder y autoridad políticas. Y lo más increíble, en un final de esta comedia de enredos que no tendría nada de feliz, aquello habrá sucedido en gran medida, a punta de autogoles y errores no forzados. Un verdadeo absurdo.

(*) Tito Flores Cáceres es Doctor en Gobierno y Adm. Pública y académico universitario. En twitter: @rincondeflores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s